Seguidores

jueves, 30 de abril de 2015

El Yo del CRECER.

¿Es un defecto el aspirar, el querer crecer en la vida, en las diversas situaciones personales..?








Siempre se han hablado de 7 defectos causas, a saber  LUJURIA, GULA, IRA, PEREZA, CODICIA, ORGULLO y ENVIDIA, como resortes secretos de la acción.

Son estos las raíces del EGO. De ahí en adelante y desde la inconsciencia total hasta lo apreciable se encuentran agregados millones y millones de defectos que constituyen la legión egoica como lo expresa SAMAEL AUN WEOR, manifestándose en la psiquis humana de múltiples maneras.

Pero en la naturaleza se expresa también una acción que es causa de múltiples hechos incompresibles de la vida y que se enmarcan dentro del CRECIMIENTO.

El cosmos infinito se encuentra en constante crecimiento, en constante expansión. Desde lo infinitamente pequeño hasta lo infinitamente grande, todo se mueve entre dos polaridades de crecimiento y sobrecogimiento. La naturaleza tiene ese ritmo de nacimiento, crecimiento, reproducción y muerte. En el crecimiento se encuentra la causa de los procesos dolorosos de la mecánica de la vida y de la mecánica indudablemente del proceso psicológico de las personas también.

Todo tiende y tiene que crecer. Crecen las plantas y los animales. Crecen los niños y las familias también. En este acto de crecer existe el dejar cada instante algo para emponderarse en otra cosa. Un ciclo de interminable crecimiento.

Asimilando lo dicho en los estados emocionales, mentales y volitivos de la persona, existe una fuerza terriblemente mecánica que constantemente empuja al ser humano hacia adelante o hacia atrás en ese amargo crecer y dejar de hacerlo.

Miren como el estudiante quiere ser profesor y el profesor, decano. El profesional quiere estar en la vanguardia y el soñador en las nubes. Nunca existe tregua y el ser humano trata por todos los medios de ser alguien, de crecer.

No puede existir proceso más doloroso.

No puede existir sino en ello un defecto, el defecto de CRECER,  de querer crecer.

Al crecer estamos dentro de una mecánica inevitable, una mecánica que nos distancia del creador. 

Esa distancia es un error, un siniestro conflicto con la divinidad pues ella misma se sacrifica para que las esencias tengamos la oportunidad de redención de esforzarnos por parecernos a Dios, al haber emprendido por soberbia el cambio de inconsciencia a consciencia a través de la conciencia misma.

El vivir nos causa grandes deudas kármicas por el hecho de permanecer atados a las leyes mecánicas. No podríamos evadirnos de tal responsabilidad, así como la tierra no se evade de la lluvia.  Pero el defecto, el ego, nace cuando empeoramos la situación QUERIENDO CRECER. El éxito, el triunfo, el ganar, el mejorar, el realizarse, el autorrealizarse no son más que defectos que nos llenan de error, de dolor y sufrimiento, por cuando nos alinean con la mecánica del crecimiento, ponderándola en nuestra existencia. Cuánto malestar causa el buscar un mejor mañana, un lindo futuro, un bello despertar. Si se piensa en ello, resulta incomprensible, pues la sociedad occidental está dispuesta según esta norma, estos paradigmas...: "no lo lograste"; "no lo tienes"; "no has obtenido nada"...DEBES HACERLO..! Es casi una locura no enrumbarse de esta manera. SI ESTÁS EN LO TUYO, TE IMPULSAN A SALIRTE Y MEJORAR. La educación moderna no aporta más que frases rimbombantes de tales procesos, llenando de axiomas que racionalizan el crecer en las mentes del común. Día a día frases positivas se convierten en verdaderos senderos de equivocación. Quiere superarse el yogui, quiere ser mejor el meditador. Busca crecer el abnegado padre de familia y se esmera en lograr superación la diligente estudiante. Es realmente una barbarie. De igual manera, podemos hablar de todo aquello que es opuesto y contrario, el anverso de una misma moneda. En tal caso la deuda es mayor pues se agrede la ley mecánica y se estimula el crecer, negándolo. Hablamos del fracaso, de suicidio, de la mediocridad.

El crecimiento por fuerza de la naturaleza, no tiene más remedio que soportarlo y pagarlo, como el que paga la energía eléctrica para poder ver en la noche. El "querer crecer" no solamente toca pagarlo sino que nos sume en el error, la incomprensión, el dolor, la agonía. No existe peor tormento que el que desea ser lo que no es, por el simple hecho de creer que debe crecer.




Atentamente
Erick Bojorque Pazmiño

domingo, 12 de abril de 2015

SANACION ENERGETICA GNOSTICA

INTRODUCCION

He decidido llamar así este tipo de sanación por cuanto nace por intuición a partir de los conocimientos de Gnosis entregados por el V.M. Samael Aun Weor aplicados a la salud. En ella existe una conjunción de exquisitas técnicas energéticas que ascienden en el devenir de los distintos niveles y ciclos de manifestación del ser humano.





No es producto del azar, sino de la constante práctica y vivencia, de la consecución de técnicas  y procesos capaces de extrapolar el dolor y la enfermedad en recursos de sanidad.

La salud no es cuestión de un solo proceso, sistema o evento. Pensar así sería casi como tratar de curar una herida, vistiéndose con un color determinado.
Para la variada multitud de eventos energéticos que se suceden en distintos niveles y ciclos de vida del ser humano y de la naturaleza, también existen variados eventos y situaciones de sanidad.

Hablamos de que la sanidad no podría tratarse a por medio de una sola visión, un solo tipo de medicina.

Así como existe el cuerpo físico existen otros cuerpos que también enferman y que son parte del alma humana, que requieren de mantenimiento y tienen existencia mucho más real como dice el Maestro. Hablamos de los cuerpos etéricos, emocional, mental, volitivo y espiritual, conectados e interconectados en la cuarta, quita, sexta, séptima y octava coordenada, dimensión.

Miremos, que la única diferencia entre un ser humano muerto y otro vivo, es la energía. No podríamos decir que cuando alguien muere, de forma natural, deja de tener cabeza o piernas. No. Es el mismo soporte físico pero sin aquella energía de vida.

Del cuerpo físico se encarga la medicina alópata que es un recurso maravilloso cuando se trata de sucesos a éste nivel.  Ella ha sanado a muchísima gente y se ha convertido en estructura de la sanidad a nivel público.
Pero no solamente es ella la encargada de dilucidar todos los aconteceres de la salud.

Más allá del cuerpo físico están aquellas energías de las que hablamos hace pocas líneas. Cerca de cuerpo físico y casi de la misma condición se haya la energía etérica. Esta energía es la encargada de manifestar la vida de manera más cercana a lo tridimensional. Es ella la que conforma el cuerpo termoelectromagnético mediante el que se transmiten el calor, la electricidad y el magnetismo. Este cuerpo es llamado Aura Magnética y envuelve al cuerpo físico en la medida esférica de los brazos extendidos. Dentro de éste cuerpo se encuentra la conocida Aura Interna que rodea al humano hasta en 5cm sobre su epidermis. El Cuerpo Etérico tiene la particularidad de manifestarse en distintos subcuerpos que se corresponden a las líneas de vida de la persona. entre ellos las relaciones, el dinero, la dicha, la labor y demás hechos de la vida.  De este cuerpo se encargan medicinas como la Sanación Pránica, el Reiki, el Yoga, las aromaterapias, sanaciones con flores, entre otras.
En general la sanación en este cuerpo consiste en energizaciones, limpiezas y estabilizaciones. Se dice entonces que si existen taponamientos, bloqueos o interrupciones en los flujos energéticos etéricos, existe enfermedad.
Los cuerpos etéricos tienen vórtices de manifestación llamados chakras. Un chakra con trabajo ineficiente también producirá enfermedad ya que el vórtice dejará de emitir y transmitir energía a sus dependientes órganos o partes corporales. Muy conocidas son la técnicas de sanación a este nivel y han logrado grandes avances.

Pero, que pasa con lo interior de la persona y que no es sencillo de ver pero que realmente es el motivo de la vida misma. Hablamos de los sentimientos, los pensamientos, las voluntades y los fines mismos del ser humano.

Si sanamos el cuerpo físico, el cuerpo etérico pero no sanamos las emociones,  los pensamientos, los anhelos, la unidad del humano, la enfermedad surgirá nuevamente.

Para ello está la Sanación Energética Gnóstica. En ella se establecen en todos los niveles indicados desconexiones, bloqueos, taponamientos, carencia de circuitos energéticos, falta de canales de manifestación,  que producen enfermedad etérica y física.

Cuando una persona sufre un evento grave, en el sentido de que no lo puede digerir emocional y mentalmente; no lo puede calzar en su anhelo y no concuerda con su fin de vida, sufre desconexiones. Esas desconexiones producen vidas paralelas inertes que se convierten en verdaderas cargas internas para el ser humano, quién a la larga sufre lo indecible y sin saber el por qué. Es lo que le pasa a un bebé, por ejemplo, cuando al ver un perrito, se acerca ingenuamente y este le muerde haciéndole daño. La escena tal, genera discursos de desconfianza y añoros de seguridad que el niño llevará por siempre, convirtiendo su vida en algo irreal, conforme a su experiencia previa.

Los bloqueos, taponamientos, interrupciones e impedimentos energéticos a nivel interno, producen terribles consecuencias que pueden llevar a la muerte a la persona en cuestión. Son causadas por karma al igual que las desconexiones energéticas . Estos karmas se manifiestan en distintas edades y en distintas vidas.
Cuando una persona está afectada así de ésta manera, tiende a la inestabilidad, a la falta de cordura, a la inconstancia, a la pobreza, a la enfermedad constante y crónica.

En sanación Energética Gnóstica se observa los efectos, se descubre las causas y se entrega solución y sanidad a lo descubierto.
La sanación es inmediata y milagrosa.
No requiere de argumentos especializados, de contacto físico, y genera en la persona estados de solidez y tranquilidad.

Maravillosa herramienta es este tipo de sanación.


Atentamente

Erick Bojorque Pazmiño

lunes, 6 de abril de 2015

"Nadie es profeta en su tierra"

La visión esotérica de la palabra divina...


"Nadie es profeta en su tierra"...
¿Por qué?...
Nadie puede levantar una tabla, parado sobre ella.







Es interesante la comprensión de lo que dice nuestro Señor el Cristo, ya que mientras te encuentres dentro de los paradigmas de vida, es decir "tú tierra", resultaría imposible verlos. Ya estando en fuera de ellos, de tus patrones culturales, familiares, laborales, personales, puedes convertirte en "profeta" pues descubres la verdad contenida en la inconsciencia de haber permanecido en ellos....Resulta muy vano y superficial el solamente inferir que la sentencia tiene que ver con una cambio de residencia, pero aún así la palabra de El Cristo es tan poderosa que también sirve en dicha situación.



Atentamente
COMO EL BAMBU

miércoles, 1 de abril de 2015

Los Sueños...

La gente piensa que soñar es proyectar sus objetivos.
La gente cree que soñar es tener una meta.
Soñar no es más que la pérdida de conciencia.

Como el soñar está emparentado con el pensamiento y algo más profundo que es la voluntad, entonces tiende a materializarse en falencia y carencia.
El soñador siempre encuentra hilo para su entuerto, pero no llega a ningún lado.
La Voluntad dirigida en conciencia, se traduce en claros pensamientos y metas.
Como es lógico se cristaliza entregando dicha, solidez y estabilidad a quién ha tenido la fortaleza de escapar de los sueños y encumbrarse en el presente, en la vida de instante en instante.

Soñar es un estorbo para el desarrollo.
Tener un anhelo claro...no.







Atentamente
Erick Bojorque Pazmiño

miércoles, 4 de febrero de 2015

Eso de cambiar de actitud...?!


La mente y el pensamiento lineal no encuentran más que su propio camino y se esfuerzan en meter todos los viajeros ahí...!












Muchos hablan del "cambio de actitud" como la clave del cambio, de una mejor vida, de un desarrollo.
Mentira..!
La actitud es una cosa, la falencia es otra.
NO TODO SANA al cambiar de actitud.
Tratar que todo calce con un slogan con una frase es un engaño de lo más vil.
En un instante será apropiado cambiar de actitud, otro lo apropiado será respirar y otro tomar agua.
Todo tiene diferentes niveles.
Uno es el físico otro lo etérico. Uno es el emocional y otro la mente. Uno es lo volitivo y otro lo espiritual.
Tal vez en algún momento nos sintamos deprimidos. Respiramos, nos decimos: "tomemos otra actitud" y nada. Todo igual.
Nos agobiamos, no sabemos que hacer y de pronto nos dicen TOMA AGUA y listo. La vida cambia, todo color de rosa. La verdad es que estuvimos deshidratados y ya.
Cuando hay falencias de líquido, de minerales, de vitaminas, la "actitud" no nos dice nada.
Importante es empezar por el principio, por el cuerpo y tomar abundante agua, comer adecuadamente.
Si eso no es, entonces tal vez los flujos etéreos tienen fugas y se requiera de caminatas o de sol. Si no es eso, tal vez hay algo o alguien que nos disgusta. Si no es eso, posiblemente un pensamiento repetitivo deba observarse. Si no, sacudirse la pereza y hacer cualquier cosa que sea nuestro. Si no, leer frases espirituales y ponerlas en práctica.
Como vemos, no solamente el decirse.."tengo que tomar otra actitud", es la panacea.
No.
Conocerse es indispensable y abandonar la mente lineal indispensable para dejar de ser lo de siempre, el seguidor, el buscador, el guía, el gurú, el pensador, el filósofo de frase que quiere cambiar el mundo y ni siquiera sabe "tender su cama".

No todo es sonreír...prueba TOMANDO AGUA.



Atentamente
Erick Bojorque Pazmiño
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...