Seguidores

martes, 19 de enero de 2016

Sin trabajo..!

Estimado amigo..!
Ahora que se encuentra sin trabajo..!
Déjeme decirle que es el momento
oportuno y preciso para
que se pregunte y se cuestione Usted mismo
en qué le gustaría trabajar y laborar,
aquello que siempre quiso desde pequeño
y que le llenaría el alma..?
No busque trabajo por el dinero,
búsquelo por su dicha, felicidad y realización..!
Si dice: “valgo para todo”, está lejos de encontrarlo.
Tener un objetivo, sabiendo lo que
busca, es tener el camino a disposición,
bastaría seguirlo..!




Atentamente

jueves, 3 de diciembre de 2015

El yo de la agresión..!


COMO EL BAMBU
EL TERRIBLE YO DE LA AGRESION

La agresión es un yo, un defecto que puede acumularse por años generando una fuerza destructiva que arremete directamente contra fosas nasales, cornetes y senos paranasales, produciendo desde incomodidad hasta fuertes ahogamientos al transcurrir el tiempo.Dicha agresión es producida por distintos estados psicológicos entre los que se encuentran el miedo, la violencia, la frustración.Entre las dolencias físicas están el asma, la rinitis, alergias,Liberarse de la agresión es factor determinante en una salud poderosa.La agresión te impide recoger lo más abundante de la naturaleza,¿imagina lo que ocurrirá con la energía del dinero, del trabajo?








El yo de la desesperación..!

COMO EL BAMBU
EL YO DE LA DESESPERACION

La desesperación es un estado psicológico erróneo que imposibilita a la persona destruyendo sus chakras del corazón,plexos, ombligo, meng mein. Síntomas son el ahogamiento, la flacidez muscular, la debilidad cardíaca. Una persona desesperada no podrá sino hundirse en sí misma. La desesperación se supera ayudando a los demás...!



viernes, 20 de noviembre de 2015

LA VIDA: Un callejón sin salida..!

Análisis de la película:
EL DIA DE LA MARMOTA.







FICHA TECNICA

Título original: Groundhog Day
Año: 1943
Duración: 101 min.
País: Estados Unidos
Director: Harold Ramis
Guión: Danny Rubin, Harold Ramis
Música: George Fenton
Fotografía: John Bailey
Reparto: Bill Murray, Andie MacDowell, Chris Elliott, Stephen Tobolowsky, Angela Paton, Rick Overton, Brian Doyle-Murray, Marita Geraghty, Rick Ducommun, Harold Ramis, Rod Sell, Michael Shannon, Peggy Roeder, Les Podewell, Robin Duke
Productora: Columbia Pictures
Género: Comedia, romance, ficción.


SINOPSIS

La película cuenta la historia de Phil (Bill Murray), un cínico reportero de televisión  que es enviado como en otros años a finales de invierno en compañía de un camarógrafo y su directora a un pueblo norteamericano cerca de Pittsburgh llamado Punxstawnwey para documentar los extraños pronósticos del tiempo definidos por el comportamiento respecto a su sombra de una marmota. Estando ahí y de manera fantástica el tiempo deja de correr a su destino repitiéndose una y otra vez en el mismo día 2 de febrero "Día de la Marmota" desde la seis de la mañana hasta las doce de la noche, sin que nadie se percate de ello a excepción de Phil quién pierde la cabeza en jocosas situaciones. La continua repetición de eventos hacen que Phil caiga en locura al principio, para luego darse cuenta que está enamorado de su productora (Andie MacDowell) a quién intenta conquistar aprovechándose ya de la ventaja que le brinda tal situación. Sin que el amor llegue por efecto de los artilugios, se ve rendido y más bien opta por dejar el egoísmo y entregarse a los demás lo que le da un final épico a la película.


SINTESIS

Queremos emitir desde este sitio una mirada esotérica al film cuya exposición nos parece muy esclarecedora de dos de los principios de la "revolución de la conciencia" de Samael Aun Weor. Uno de ellos tiene que ver con que la vida es "un callejón sin salida" formado por eventos que se repiten sin posibilidad de evadirse de ellos, aunque pensemos que lo hacemos. Es sencillo mirar como el diario vivir es una réplica del día anterior, pues lo que hicimos, sentimos, pensamos, quisimos y anhelamos ayer no nos abandona al terminar el día sino que permanece repitiéndose como el sol y la oscuridad en eterna confabulación. La naturaleza está hecha de dicha manera y los seres humanos aunque parte importante de ella y con inteligencia individual no podemos evadirnos del esquema. Mirar la vida de esta manera se traduce en seguridad, pues si nada cambia, que afán tendríamos en la vida como tal. En la película esta repetición se muestra como un mismo día que reinicia su andar en las mismas condiciones y en semejanza absoluta con el día precedente con la única diferencia de  que Phil se vuelve el "hombre despierto" que trasciende tal situación sin saber por qué, lo que le desespera y llega a matarlo. Evidente realidad con la vida misma. Las personas cansadas de tantos dramas y de las mismas situaciones de pagos, infortunios, estudios, trabajos, tratan de acabar con ello pero no pueden, pues nuevamente todo se repite, tal vez en verano o en otoño, tal vez de joven o de adulto, pero las deudas, por ejemplo, siempre son las mismas. Un callejón sin salida que nadie lo ve, nadie lo entiende y nadie lo soporta. Phil deja por así decirlo y hablando en términos esotéricos la "dormidera de conciencia" y puede ver la repetición, pero por falta de autodesarrollo no alcanza sino a autodestruirse viviéndola. Al final descubre algo muy valioso: la ayuda. Esto nos lleva inmediatamente al segundo principio revolucionario que es enfrentar la vida desde la óptica de los "niveles del ser". ¿A qué se refiere esto? Los "niveles del ser", Samael Aun Weor los conciencia como aquel estado interior con el que encaramos los diferentes eventos y circunstancias de la existencia. Un estado equivocado podrá llevarnos a desenlaces terribles y un estado interior apropiado pondrá beneficio en nuestra vida, a partir todo de una misma situación. Phil, en la película, frente a la repetición del Día de la Marmota, pasa por diferentes estados de conciencia con diferentes desenlaces sobre un mismo evento. Inicia con la desesperación agresiva, pasa por la degeneración hasta llegar al suicidio, para luego tomar un camino distinto al suyo egoico conocido de cinismo, para tomar la ayuda y la preparación lo que le lleva a terminar con tal evento dramático de repetición pues la normalidad vuelve al tiempo, pero dando un giro maravilloso a su vida, al ponerla en un nivel superior del Ser.



Atentamente
Erick Bojorque Pazmiño






martes, 17 de noviembre de 2015

LA GUERRA 2015

Hablando de... la barbarie que reina en el mundo, no queda más y mejor remedio que despedirla de uno mismo, pues la "masa es la extensión del individuo" como lo dice Samael Aun Weor el discurso de la dialéctica de la conciencia. Si la barbarie muere a cada instante en nuestro corazón, será el momento en que por masa crítica sea también en la humanidad entera.




No existe mejor momento para acabar 

definitivamente la guerra que ahora mismo en 

nuestro interior.

jueves, 1 de octubre de 2015

Atisbos de la Esencia interior..!

La esencia, la chispa divina, como dice el Maestro Samael Aun Weor es lo más hermoso en nosotros, es aquello desconocido de instante en instante, nuestra preciada verdad, aquello que sabe ¿quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos?; es decir la solución a las preguntas básicas de la vida, del existir. Los seres humanos pensamos que sabemos quienes somos pero gozamos de un individualismo imposible de sobrellevar que ciega nuestra percepción y nos invalida emocional, mental, volitiva y espiritualmente. Dada la estructura psicológica de las personas impuesta por años y años de formación institucional e institucionalizante, se hace muy difícil acceder a la esencia que ha quedado embotellada como dice el Maestro entre los múltiples deseos, pensamientos, quereres y anhelos que hemos formado. Ya ni siquiera sabemos que somos individualistas y que necesitamos de los demás para sobrevivir siquiera. El maestro pone un ejemplo muy interesante en el que dice se "ubique a una de esas personas de esas que se cree muy importante", parafraseando, en el medio del desierto del Sahara para ver lo que hace. Resulta que al poco tiempo nos daremos cuenta de lo débiles que somos los humanos y nuestra nadidad como individuos, completamente dependientes de los demás pero enteramente indiferentes a ello. La Esencia es simplemente en nuestra condición algo desconocido y hasta olvidado.











Pero, un pequeño análisis deductivo nos permite descubrirla y encontrar sus atisbos.

Tomando nuevamente las palabras del Maestro cuando expresa que la esencia se manifiesta y crece en los niños hasta los cinco años, edad en la que los yoes psicológicos empiezan a tomarla y embotellarla, al formarse la personalidad del niño hasta los siete años; podemos deducir fácilmente cuáles serían esos asomos de nuestra querida verdad particular o esencia, en ciertos eventos comunes para todos.

Podemos entonces hacer un listado de tales eventos en los que la esencia se mira descubierta y que son el fiel reflejo de lo que un bebé hace al percibir el mundo y que los mayores podemos hacer y que lo hemos hecho siempre pero sin consciencia de ello, por cuanto resulta dicho listado de la percepción sensorial de los cinco sentidos, el más cercano de los instrumentos cognoscitivos del ser humano, tan cercano e instructivo tanto para un bebé como para un genio aeroespacial. Los cinco sentidos físicos permiten ese maravilloso contacto heurístico entre lo que vivimos y lo que somos. No hay necesidad de grandes reglas y sacrificios, de entrenados conocimientos o difíciles parábolas. La esencia puede ser descubierta en ellos al ser usados en recuerdo de sí, sin identificación ni apego.

Entonces podemos ver los atisbos de la esencia cuando...

Observamos con asombro un evento desconocido...
Observamos con atención sin perder un detalle...
Observamos para aprender...
Observamos algo que es hermoso...
Simplemente observamos sin sentir, ni pensar, ni querer, ni anhelar.

Cuando...

Respiramos profundamente para percibir un aroma...
Percibimos el aire que ingresa en nosotros...
Olemos algo que nos sorprende...
Se detiene el aliento ante lo desconocido...
Estornudamos por sorpresa...

Cuando...

Escuchamos hasta el último detalle...
Escuchamos y volteamos para hacerlo mejor...
Escuchamos nuestro cuerpo...
Escuchamos con deleite...
Escuchamos para aprender...

Cuando...

Tocamos algo que nos desconcierta...
Nos acercamos para tocar...
Besamos lo amado...
Aprendemos tocando...

Cuando...

Comemos con alegría...
Gustamos algo divertido...
Saboreamos con atención...
Sacamos la lengua...


La esencia adviene en cualquier instante de estos a nosotros con la simpleza de un rozar de manos, de una brisa de esquina, de un latir del corazón, cuando ha quedado libre su manifestación y es dueña del alma que le pertenece.



Atentamente
Erick Bojorque Pazmiño


Así las cosas..!





Para el ladrón siempre hay algo que robar..."Cuida tus cosas"
Para el juez, algo que culpar..."¿Quién hizo esto?"
Para el apego, algo que tener..."tengo que cambiar"
Para el deudor, algo que deber..."debo mejorar"
Para el sufridor, algo de que preocuparse..."¿Llegará el momento?"
Para el ateo, algo en qué creer..."Ese Dios no existe"
Para el peleonero, algo en contra..."Enfrentaré mis miedos"
Así las cosas...una pregunta es válida...¿Quién soy?




Atentamente

Erick Bojorque Pazmiño

martes, 22 de septiembre de 2015

MARAVILLOSA PRACTICA PARA CONTACTAR CON NUESTRA ESENCIA

Una persona es lo que es su esencia. ¿Usted sabe cómo es ella, su esencia?







La esencia es lo más bello en nosotros, lo que verdaderamente somos, la chispa divina; así lo explica Samael Aun Weor en su Psicología Revolucionaria. De la esencia poco conocemos pues ella se manifiesta como dice el Maestro hasta los primeros cinco años de edad. Es lo que hace, dice el Maestro, al bebe tan hermoso y maravilloso. Luego de eso, la esencia deja de crecer y desarrollarse para ser embotellada en los variados defectos o yoes psicológicos. Entonces nace la personalidad y se desarrolla el carácter. La belleza en nosotros queda así oculta y desconocida. En la edad adulta es muy sencillo conocer al yo, al ego y muy difícil y hasta imposible reconocer a nuestra esencia. Las constantes preguntas de ¿quiénes somos? ¿de dónde venimos? ¿para qué vivimos? dan claras muestras de ello. Más sencillo es saber lo que no queremos ser, que lo que realmente somos. Cosa tan importante esto último. Si una persona encuentra quién es, encontrará su vocación, su inspiración, encontrará la asertividad de seguirse. Muchos ni siquiera se preguntan por esto, su condición es tan alarmante que como dice el Maestro "ni siquiera saben que no saben", y por tanto la razón de su existir se limita a la materialidad de nacer-crecer-multiplicarse y morir, sin haber tenido la idea de por qué fue todo ello.

Pero, ¿cómo se manifiesta la esencia? ¿existe alguna manera de verla o percibirla?

Nos remitimos entonces a lo que dice el Maestro. Si un niño, un bebé es la viva manifestación de la esencia, entonces deberíamos ver su actuar para, por deducción, encontrar las maneras mediante las cuáles podemos contactar aunque sea por un instante con nuestra verdad interior, con nuestra esencia. Entonces revisando el comportamiento de un pequeño desde el momento de su nacimiento y hasta los seis meses, vemos que lo primero que hace en la vida es observar, mirar todo lo que gira a su alrededor con la simple certeza de conocer. Observa todo y a todos. Luego y no en secuencia, escucha. Escucha, así mismo, con extrema atención el tono de voz de su madre, de su padre, de los que le rodean, del ambiente en el que ha nacido. Escucha. Llegado el momento y en uno de los instante más maravillosos del ser humano, su expresión se dilata, sus ojos brillan y por fin sonríe. Sonríe y el mundo se ilumina con la fuerza de un rayo. Todos caen fulminados de alegría al verlo. Maravillas de Dios. La Esencia misma en su apogeo. A partir de esto, el bebe abraza y aprieta la mano. No hay cosa tan bonita como dejarse estrechar la mano con la de un bebé o tan solo un dedo por supuesto. Tenemos entonces cinco maneras en las que podemos ver nuestra esencia manifestarse:


  1. OBSERVANDO
  2. ESCUCHANDO
  3. SONRIENDO
  4. ABRAZANDO
  5. ESTRECHANDO LA MANO


Poniendo atención y viviendo el instante, podemos mediante estas cinco maneras conocer nuestra esencia, tener contacto con ella. Son prácticas bonitas que las podemos realizar todo el día y a cada instante. Si mostramos nuestra esencia, entonces el mundo mostrará la suya.

Esto en un principio, pero quiero dejarles una practica adicional muy bonita también, para llegar en meditación hasta nuestra querida y amada esencia interior, eso que realmente somos, eso que es el elixir de la sabiduría.

PRACTICA


  • Cómodamente sentados, cerramos los ojos y respiramos conscientemente; es decir inhalamos y exhalamos intencionadamente.
  • Autoobservamos nuestro cuerpo físico, sus dolencias, sus carestías, sus incomodidades, y descubrimos que no somos el cuerpo físico, que somos algo distinto, que somos algo que se puede separar de él y lo hacemos.
  • Luego, autoobservamos nuestros cuerpos etéricos, nuestras relaciones, con nuestros padre, hijos, familia, amigos, compañeros; con nuestros trabajos, labores, aficiones y descubrimos que no somos el cuerpo etérico, que somos algo distinto, que somos algo que se puede separar de él y lo hacemos.
  • Luego, autoobservamos nuestro cuerpo emocional, nuestros deseos, nuestras emociones, nuestras apetencias, nuestras alegrías, tristezas, penas, angustias, desesperaciones, miedos, inseguridades y descubrimos que no somos el cuerpo emocional, que somos algo distinto, que somos algo que se puede separar de él y lo hacemos.
  • Luego, autoobservamos nuestro cuerpo mental, nuestros pensamientos, nuestros imaginarios, nuestras ideas, proyectos, elucubraciones, fantasías, canciones psicológicas, comentarios, conceptos, juicios, sentencias y descubrimos que no somos el cuerpo mental, que somos algo distinto, que somos algo que se puede separar de él y lo hacemos.
  • Luego, autoobservamos nuestro cuerpo volitivo, nuestras voluntades, lo que queremos, lo que nos impulsa como por ejemplo el querer la riqueza, la salud, el viajar, el mejorar, el cambiar, el trascender, el prepararse, el triunfar, la fama, la gloria, la aventura y descubrimos que no somos el cuerpo volitivo, que somos algo distinto, que somos algo que se puede separar de él y lo hacemos. 
  • Luego, autoobservamos nuestro cuerpo espiritual, nuestros anhelos. Anhelo de felicidad, de paz, de autotransformación, de autodesarrollo, de serenidad, de meditar, de plenitud, de comunión con Dios, de libertad y descubrimos que no somos el cuerpo volitivo, que somos algo distinto, que somos algo que se puede separar de él y lo hacemos. 
  • Llegado a este punto, superando todas la etapas del alma humana, simplemente observamos y dejamos que la esencia se manifieste. Ella, luego de que los cuerpos han dejado de estar por lo menos en un instante de estar manipulados por el yo psicológico,  utilizará esos mismos cuerpos ya como es lo adecuado y mostrará imágenes o sensaciones que nos llevarán a la verdad.


Es esta una muy linda práctica que abre canales de manifestación para aquello que es lo más puro en nosotros como dice el Maestro Samael Aun Weor.



Atentamente
Erick Bojorque Pazmiño




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...