Seguidores

lunes, 1 de noviembre de 2010

La Muerte.

Todas las noches morimos.


Saludos cordiales.

Sonó el teléfono.
Eran cuarto para las seis de la mañana.
Nos levantamos de inmediato.
Ya en circulación, cuenta tuvimos de lo rápido que nos preparamos para salir.
Frente a él supimos que todo acabaría de un momento a otro.
Lo rodeábamos en su lecho, su anciana esposa, cuatro de sus seis hijos y sus cónyuges y nosotros.
Se veía cansado pero no apesadumbrado.
Se veía débil pero no exhausto.
La noche anterior se acostó temprano porque le dolía el estómago.
Ahora todos le mirábamos.
Fue muy rápido. Se inclino un poco hacia adelante y se acercó de lado a su hijo mayor.
Murió.

¡Que hermoso!
Un hombre que había hecho de la vida una escuela, que se había divertido enseñando en ella, que había hecho de sus días un templo, moría frente a nosotros de la manera mas dulce, rodeado de sus seres queridos y querido por todos.

¡Que hermoso!
Muy en mi interior yo deseé, esa muerte para mi también.


Samael Aun Weor dice que la muerte no es dolorosa, que es una energía dulce y liberadora.
Muy al contrario, las causas que pueden llevar a la muerte si pueden ser dolorosas y humillantes.
Depende de la manera en la que hallamos vivido.

Una vida de vicio, generará una muerte violenta.
Una vida de moderación, generará de hecho y por derecho una muerte digna.

Todas las noches, morimos.
Todas las noches, al dormir nuestra alma se desprende de manera natural del cuerpo físico para que éste se recupere. Esta es una dádiva divina.
Los sueños a los que nos vemos enfrentados en las noches, son justamente los sueños que tendríamos después de morir.
La muerte libera al alma del cuerpo, pero no la libera del bullicio mental de los yoes.
Preparase para una muerte digna es eliminar de nuestra psiquis los agregados psicológicos día tras día.

Una muerte física digna, es el resultado de morir de instante en instante.

La muerte para muchas culturas es una gran fiesta.
Una fiesta del alma.
Una fiesta liberadora.

Claro que...depende de Usted.


Atentamente
Erick Bojorque

4 comentarios:

Lou dijo...

Para nacer/renacer hay que morir.

Requisito indispensable.

Y cada día lo hacemos mil veces.

salud.

Erick Bojorque dijo...

Saludos cordiales.
Lou.

Muy importante tu aporte.
Muchas gracias.

Atentamente
Erick Bojorque

alma dijo...

Tránsitos, cambios de estados de consciencia

Erick Bojorque dijo...

Saludos cordiales.
Alma.

Muy apreciada tu participación.

Atentamente
Erick Bojorque

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...